Hay terrenos para todo. Para construir una casa en un country, en un barrio abierto, para desarrollar un emprendimiento inmobiliario y otras cosas más.
Es interesante conocer que para determinados tipo de productos inmobiliarios se requieren distintos tipos de servicios.
Algunas sugerencias para tomar mejores decisiones:
  1. Antes de comprar un terreno en un barrio cerrado es útil que un arquitecto pueda asesorarte en la normativa propia del barrio, si es que la tiene. Me refiero a: Tiempos de ejecución máximos. Metros cuadrados mínimos de construcción. Procedimiento de aprobación de planos, etc.
  2. En terrenos de barrios abiertos, dependerá del propósito sobre lo que se quiere hacer. La gran mayoría de los terrenos urbanos están construidos, así que en caso de querer hacer una ampliación en altura o demoler para construir una obra nueva es importante saber si la normativa urbana propia del municipio aprueba ésta solicitud.
  3. En el caso de emprendimientos inmobiliarios, el proceso de entender la normativa urbana es riguroso. Comprar un terreno primero y luego realizar un proyecto de lo que se puede construir, es crítico. Es sabido en el mercado del real estate que: un terreno vale, por lo que se puede construir encima de él. Entonces para encontrar de oportunidades inmobiliarias, recomiendo conocer la normativa o asesorarse con un profesional.

Para mayor información seguinos en nuestras redes sociales!